Tenemos que ser conscientes que llevar aparato no significa exclusivamente conseguir unos dientes rectos y estéticamente bonitos. Ese es uno de los problemas, pero, no el fundamental. La ortodoncia y las encías están íntimamente relacionadas.

Si unos dientes están desordenados difícilmente nuestros hijos van a lograr una higiene adecuada. Esto provoca que las bacterias puedan actuar causando problemas de enfermedad periodontal. Por tanto, el colocar ortodoncia a nuestros hijos es una cuestión de salud y no tanto de estética. Se debe distinguir entre dos tipos de problemas:

  1. Problemas esqueléticos (de huesos): 

El problema en estos casos es un crecimiento inadecuado. Siempre explico que la boca es como una caja de zapatos donde la parte de arriba es la tapa y la parte de bajo es la caja. Tapa y caja deben coincidir en tamaño porque si no es imposible que cierre correctamente. 

Los problemas esqueléticos que existen y debemos vigilar son:

  • Mordida abierta: existe un hueco entre los dientes de arriba y los dientes de abajo
  • Mordida cruzada: los dientes de abajo muerden por fuera de los de arriba.

Las causas de estos tipos de problemas son: un hábito de chuparse el dedo por encima de los 3 años, uso excesivo de chupete, problemas respiratorios, asma, alergias, amígdalas y/o vegetaciones hipertróficas, otitis de repetición…Estos niños suelen tener ojeras, respirar por la boca y suelen roncar por las noches.

  • Mandíbula grande: en este caso los dientes de delante inferiores muerden por delante de los de arriba. 

Las causas suelen ser genética: existe algún familiar que presenta dicho problema.

  • Mandíbula pequeña: en estos casos los dientes de arriba están muy adelantados. Se trata de un déficit de crecimiento de la mandíbula.
  1. Problemas dentarios

Es el famoso apiñamiento, es decir, los dientes están desordenados. Esto es sencillamente porque los dientes no caben. La razón es que la herencia del tamaño de los dientes y del tamaño de los huesos es independiente. Es decir, se puede heredar unos dientes grandes de un progenitor y un hueso pequeño de otro y viceversa.

¿Cuándo es la edad adecuada para poner aparato a tu hijo?

Ortodoncia en Alcorcón - dentista especialista en ortodoncias en Alcorcón

En determinados problemas de hueso hay que tratar cuanto antes porque necesitamos CRECIMIENTO. 

Vamos a modificar el mal crecimiento de los huesos y para ello es necesario cuanto antes mejor (mandíbula grande, mordidas abiertas y mordidas cruzadas sobre todo).

Como fecha máxima en las niñas sería la menarquia (primera menstruación) y en los niños más o menos la edad de 16 años.

Respecto a los problemas dentarios (apiñamiento) necesitamos que todos los dientes permanentes estén presentes en boca y, por lo tanto, debemos esperar más o menos a que el niño cumpla 12 años.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*