tratamiento bruxismo por dentistas en alcorconEl bruxismo consiste en rechinar y/o apretar los dientes. Tiene una causa multifactorial, pero el estrés es una de las principales. Por eso hoy en día el número de pacientes que presentan bruxismo está aumentando. Tiene como consecuencias el desgaste de los dientes afectando también a todo el sistema masticatorio. Aparece sobrecarga en las articulaciones y dolor en los músculos del sistema masticatorio. El tratamiento consiste en un dispositivo llamado férula de descarga que permite a nuestros pacientes evitar sobrecargas en el sistema y evitar el desgaste de los dientes.

Desgraciadamente cada día son más los pacientes que acuden a la clínica con un problema de bruxismo. Hay que tener en cuenta que, en una situación habitual cuando estamos en reposo los dientes de arriba no deben estar en contacto con los de abajo. Debería existir una mínima separación entre ellos para permitir que todos los músculos y las articulaciones de la cara se encuentren en reposo. En los pacientes bruxómanos este contacto puede producirse por apretamiento (bruxismo céntrico) o por frotamiento (bruxismo excéntrico).

¿Cómo saber si eres bruxómano?

Te invito a que te analices en situaciones de concentración (lectura, viendo una película, una serie de televisión, cocinando, conduciendo, entrenando…). ¿Estás con los dientes en contacto? Si la respuesta es que sí probablemente seas un paciente bruxómano.

Se debe distinguir entre bruxismo nocturno (pacientes que sólo aprietan por las noches) y diurno (pacientes que aprietan tanto por las noches como por el día).

¿Cuáles son las consecuencias del bruxismo?

La consecuencia más directa y evidente es el desgaste dentario. Los dientes van perdiendo material empezando por la primera capa (esmalte). Si no se trata los dientes se siguen desgastando, llegando a la segunda capa (dentina) y en los casos más severos si se deja evolucionar se puede llegar al nervio de las piezas. 

Además de problemas en los dientes el bruxismo está íntimamente relacionado con dolor miofascial. Es decir, dolor muscular sobre todo de la musculatura masticatoria y del cuello. Estos músculos están sobrecargados y el paciente puede llegar a notar dolor e incluso problemas de apertura. 

La última estructura relacionada con el bruxismo es la articulación mandibular. Se trata de una articulación doble y simultánea situada por delante de los oídos. Muchas veces los pacientes refieren dolor a nivel de dicha articulación y creen que tienen un problema en los oídos. Su primera visita no es al dentista sino al otorrino. Son los propios otorrinos tras evaluar a los pacientes los que derivan a los pacientes y les explican que los oídos están perfectamente y que presentan un problema de apretamiento y/o rechinamiento dentario.